Qué es para nosotros la revista

“Bueno, pues a pesar de todo aquí estoy. Y no creáis que no ha sido largo y dificultoso mi nacimiento.

Numerosos comadrones querían ayudar a mi nacimiento con los mismos primerizos y pasajeros anhelos que otros habían mostrado para el nacimiento de mi padre y aún de mi abuelo, pero, hete aquí que a la hora de iniciarse el deseado parto, como por arte de gandulería, me encontré pobremente asistido por unos pocos esforzados varones que, contra desánimo y desaliento, luchaban por sacarme a la luz para que mi voz, inocente, sirviera de intermediario entre lo pensado y fuertemente sentido y lo manifestado abierta y claramente.

Pero, en fin, como dijo uno de los siete sabios de Grecia: “muchos son los que se ofrecen, y pocos los que te ayudan” (y si no lo dijo, bien pudo hacerlo).

Esperemos que mi trabajosa crianza y prometedora educación aporten su esfuerzo aquellos que realmente estén deseosos de hacer de mí un futuro hombre de provecho.

En mi nombre, y en el de mis descendientes, me despido hasta una nueva ocasión.

Vuestro aftmo.”

Éste es un fragmento de la primera revista, publicada en 1982. Aquella que por primera vez nos dio voz.

La revista ha sido para muchos alumnos de nuestro Colegio Diocesano Santo Domingo una forma interesante y divertida de expresarnos y ha contribuido sin lugar a dudas a lo que somos. Por desgracia, se ha ido borrando de nuestras memorias y hoy en día muchos de los estudiantes no la conocen.

Es triste que las nuevas generaciones no conozcan su propia historia, más triste es aún que salgan de este colegio sin haber pertenecido nunca a él. Pero no sólo es el sentimiento patriótico lo que pierden, también dan la espalda a una experiencia única.

La revista nos permite adquirir y desarrollar nuevas habilidades. Conocemos puntos de vista muy variados y a la vez, fortalecemos el nuestro. Es una actividad muy enriquecedora que nos hace ser por primera vez responsables y nos da herramientas para el mundo del futuro.

Desde la organización hasta el contenido, todo es movido por nosotros. No son los deberes con un fin que no entendemos. Por primera vez en nuestra vida tenemos total libertad y por eso decidimos crearla en nuestra propia página web, porque somos la voz de la primera generación tecnológica del colegio.

Me gusta pensar que cuando nos vayamos, un ejército de jóvenes ilusionados y talentosos nos relevará, pero el futuro no parece tan esperanzador. Nuestra voz va muriendo poco a poco y ningún valiente la socorre.

1
0



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

AlphaOmega Captcha Classica  –  Enter Security Code